Categoría: Unión Europea y la crisis del capitalismo

Segunda Vuelta de Elecciones en Francia / Nacionalismo vs Globalismo y el fascismo del siglo XXI

4-Mayo-2017. Introducción Los resultados electorales de la primera vuelta en Francia son: Macron 24%, Le Pen 21,3%, Fillon 20,1%, Melenchon 19,6%, nos muestran el triunfo electoral de la estrategia del Globalismo Financiero, donde la combinación de monopolio de la comunicación mediática y de redes sociales, atentados terroristas y fragmentación de propuestas electorales, dio los resultados… ( Leia mais » )

También publicado en - Artículos del Equipo | autor: | Dejar un comentario

Elecciones en Europa:  Globalismo, Continentalismo y Universalismo

  Wim Dierckxsens y Walter Formento, 19 de Abril de 2017. Introducción En los grandes medios de comunicación se habla y publica mucho sobre las derrotas de Trump: en su política migratoria, en torno al proyecto ´ObamaCare´, en la salida tal o cual secretario, entre otras cosa. Pero estos mismos grandes medios, parte de la… ( Leia mais » )

También publicado en Crisis del capitalismo y desmantelamiento del Estado de Bienestar, Crisis global y crisis de la civilización | autor: | Dejar un comentario

Hacia un mundo multipolar en medio de amenazas de guerra

El Yuan chino frente al dólar, ¿hacia un gobierno global? El 1 de octubre el Yuan chino ha sido incluido oficialmente en la canasta de los Derechos Especiales de Giro (DEG´s) del Fondo Monetario Internacional (FMI). Al mismo tiempo bonos denominados en Derechos Especiales de Giro (DEG´s) fueron introducidos. Es un hecho que los bonos… ( Leia mais » )

También publicado en - Artículos del Equipo, Crisis del capitalismo y desmantelamiento del Estado de Bienestar, Crisis global y crisis de la civilización | autor: | Dejar un comentario

Después de Grecia; ¿Estado global o Rebelión Mundial?

¿Qué es lo que podemos esperar después de Grecia? La mafia bancaria dejó caer a Grecia con objetivos claros. La pregunta que sigue es, ¿que pase si la élite financiera deja caer a todo el sistema bancario en el mundo? Al cortar el flujo de dinero se corta el acceso a productos y servicios y… ( Leia mais » )

También publicado en Implicaciones geopolíticas de la crisis capitalismo | autor: | Dejar un comentario

El ‘Drama Griego’: Pretexto para un Gobierno Supranacional / por Wim Dierckxsens

Lea el artículo en: http://pt.calameo.com/read/0002812909e3d5571b969

Publicado en Unión Europea y la crisis del capitalismo | autor: | Dejar un comentario

El fascismo transnacional y el demonio ruso

En la dramática coyuntura mundial que tenemos por delante confluyen dos procesos de enorme gravedad. Por un lado, la Segunda Gran Crisis del capitalismo, que arrastramos con altibajos desde los años 70 del siglo XX, y que parece no encontrar vías para la reactivación del capital productivo (razón por la cual el sistema ha emprendido… ( Leia mais » )

También publicado en - Artículos del Equipo | autor: | Dejar un comentario

Rusia da el golpe de gracia a la Unión Europea (y al dólar)

Leer el artículo en: http://www.argenpress.info/2014/09/rusia-da-el-golpe-de-gracia-la-union.html  

Publicado en Unión Europea y la crisis del capitalismo | autor: | Dejar un comentario

La finlandización de Ucrania tiene el regusto amargo de una cesión colosal ante Putin

   9 JUN 2014 http://elpais.com/elpais/2014/06/09   Finlandia es el modelo. Un país que pudo mantener sus libertades y su soberanía internas, pero se vio obligado a limitar su margen de acción exterior durante más de 40 años. Todo país rodeado de enemigos de mayor tamaño solo tiene dos opciones para sobrevivir: la actitud beligerante más… ( Leia mais » )

Publicado en Unión Europea y la crisis del capitalismo | Dejar un comentario

Why There Is No Russian Military Intervention In The Ukraine

See: http://www.informatioclearinghouse.info/article38669.htm  

Publicado en Unión Europea y la crisis del capitalismo | Dejar un comentario

La Cumbre Social rechaza el Tratado Transatlántico entre la Unión Europea y EEUU

La consulta lanzada por la Comisión Europea sobre el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP) no ha conseguido frenar la presión social contra este acuerdo que afecta a más de 800 millones de consumidores.     La XIV Cumbre Social Estatal, reunida el pasado miércoles, 9 de abril, en Madrid, ha analizado la situación actual,… ( Leia mais » )

Publicado en Unión Europea y la crisis del capitalismo | autor: | Dejar un comentario

Fascismo e inmigración

El fascismo no es algo distinto al capitalismo, es su versión más salvaje. La que adopta para hacer frente a las fuerzas del Trabajo organizado. Es decir, es en lo que se convierte el capitalismo cuando la población trabajadora ha adquirido un nivel de conciencia y organización tales que comienzan a poner seriamente en cuestión… ( Leia mais » )

Publicado en Unión Europea y la crisis del capitalismo | autor: | Dejar un comentario

Acuerdo comercial UE-EE.UU. ¿Quién está escribiendo el guión?

Está en fase de negociación un acuerdo comercial de largo alcance entre Estados Unidos y la Unión Europea: el Transatlantic Trade and Investment Partnership (Asociación transatlántica para el comercio y la inversión( TTIP) también conocido como Tratado Transatlántico de Libre Comercio (TAFTA). Sin embargo, la Comisión Europea ha corrido una cortina de humo sobre quién… ( Leia mais » )

Publicado en Unión Europea y la crisis del capitalismo | autor: | Dejar un comentario

Por un movimiento anti-fascista europeo antes de que sea demasiado tarde…

Yorgos Mitralias Rebelión   La profundización y generalización de la crisis en casi toda la Unión Europea debieran hacer posible comprender no sólo la dinámica y las características de esta crisis, sino también las medidas que deberían asumirse prioritariamente por la izquierda que no se rinde y persiste en resistir. 1. Es por eso por… ( Leia mais » )

Publicado en Unión Europea y la crisis del capitalismo | autor: | Dejar un comentario

España y la UE, ante un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos

01/03/2013 El 13 de febrero, el presidente de EEUU y los presidentes del Consejo y la Comisión Europea anunciaron el inicio de las negociaciones para creación de una zona de libre comercio transatlántica. Como han recogido diversos medios, se inicia el camino para lograr el mayor acuerdo bilateral jamás negociado que suscribirán las que todavía son… ( Leia mais » )

Publicado en Unión Europea y la crisis del capitalismo | autor: | Dejar un comentario

El peón chipriota

El gobierno liberal de Anastasiades quiere nacionalizar una décima parte de los capitales mientras que el Parlamento comunista defiende la propiedad privada. La señora Lagarde (FMI) no está tratando de perjudicar a Chipre sino de asustar a los capitales basados en Europa y de empujarlos hacia Wall Street para que reanimen las finanzas de Estados… ( Leia mais » )

Publicado en Unión Europea y la crisis del capitalismo | autor: | Dejar un comentario

‘GlobalEurope Anticipation Bulletin’ GEAB N°72 – 16 de febrero de 2013

Resumen hecho por OIC La terrible crisis del USD obligará al mundo a transformar todas las estructuras de gobernanza mundial para calmar la tormenta que está a punto de impactar sobre las monedas, comenzando por supuesto con el sistema monetario internacional. Según las anticipaciones de GEAB, esta reorganización que comenzará a plasmarse recién con el… ( Leia mais » )

También publicado en Capitalismo y crisis financiera, Crisis del capitalismo | autor: | Dejar un comentario

Capital financiero, Estado y crisis económica en Europa

A lo largo de la historia del capitalismo se han sucedido diversos periodos, en cada uno de los cuales la interrelación de los elementos que articulan el proceso de acumulación se ha producido de forma distinta. Así, el papel que ha tenido el Estado en la economía, el rol que ha jugado el capital financiero… ( Leia mais » )

También publicado en Capitalismo y crisis financiera, Crisis del capitalismo | autor: | Dejar un comentario

Grecia podría abrir el camino a Europa para dejar atrás la larga noche neoliberal

«Todas las deudas acumuladas debidas al Memorándum son ilegítimas» «Apoyaremos todos vuestros esfuerzos» En 2007, en Quito, un grupo de expertos se quedaron sin habla al entrar en sus habitaciones del hotel: cajas enteras de documentos del ministerio de Economía, correspondientes al periodo anterior a la presidencia de Rafael Correa habían simplemente desaparecido. Estos expertos… ( Leia mais » )

También publicado en Capitalismo y crisis financiera | autor: | Dejar un comentario

Declaraciones del exjefe del Banco Central Europeo: “Si los Parlamentos no nos dan lo que queremos, los invalidaremos”

Si queda alguien que duda de que la lucha contra la austeridad es fundamentalmente una lucha por la democracia, la escalofriante propuesta revelada el martes del exjefe del Banco Central Europeo Jean-Claude Trichet sobre cómo resolver la crisis europea, debería poner fin rápidamente a un enfoque tan microscópico. Trichet ha propuesto lo que llama “federación… ( Leia mais » )

También publicado en Crisis del capitalismo y desmantelamiento del Estado de Bienestar | autor: | Dejar un comentario

La nueva América Latina como principal fuente de inspiración / Las elecciones presidenciales en Francia y la emergencia del Frente de Izquierda

El Frente de Izquierda ha sido la revelación política de la primera vuelta de la elección presidencial en Francia. Su candidato Jean-Luc Mélenchon reivindica abiertamente inspirarse de la nueva América Latina para establecer su programa. Revisado por Caty R. Este año 2012, el 1 de mayo –manifestación internacional de los trabajadores por la emancipación humana… ( Leia mais » )

Publicado en Unión Europea y la crisis del capitalismo | autor: | Dejar un comentario

¿Quién define la confianza de los mercados financieros?

El argumento más frecuentemente utilizado por el gobierno Rajoy para justificar los enormes recortes de gasto público en España es la necesidad de “recuperar la confianza de los mercados financieros”, la frase más utilizada por todos los proponentes de las políticas de austeridad. De ahí que debería ser un motivo de gran atención mediática averiguar… ( Leia mais » )

También publicado en Capitalismo y crisis financiera | autor: | Dejar un comentario

Las Razones de la Crisis que no nos Cuentan, o cómo se Hace la Lucha de Clases desde Arriba

En las sociedades europeas centrales a finales de la década de los 60 del siglo XX y muy especialmente a partir de la quiebra económico-energética de 1973, se evidenciaría el cierre del modelo de crecimiento keynesiano, ligado a lo que se llamó el “capitalismo organizado”, que entrañaba a su vez la prevalencia de la opción… ( Leia mais » )

También publicado en - Artículos del Equipo | autor: | Dejar un comentario

De la no desarticulación de Eurolandia a la desarticulación del Reino Unido

GEAB N°60 17 de deciembre de 2011 Continua la integración de Eurolandia con la aceleración y el fortalecimiento de las integración presupuestaria y financiera y el esbozo de una integración fiscal. Los gobiernos de la Eurozona, con Alemania en primer lugar, confirmaron su voluntad de ir hasta el final de este proceso, contrariamente a todos… ( Leia mais » )

También publicado en Crisis del capitalismo y desmantelamiento del Estado de Bienestar | autor: | Dejar un comentario

Una mirada sobre la crisis: ¿qué pasará con la UE?

Entrevista de Juan Ignacio Orúe con Walter Formento (15-12-11) ¿Alcanza el liderazgo de Alemania y Francia para salvar el euro? Merkel y Sarkozy se pusieron al frente para lograr que el proyecto globalista de la city de Londres, área de libre comercio financiero de Europa, no avance. Quieren imponer el propio: la UE política, económica… ( Leia mais » )

También publicado en Perspectivas del capitalismo, poscapitalismo y sujeto histórico | autor: | Dejar un comentario

En el ojo del huracán. La crisis de la deuda en la Unión Europea: Una salida a favor de los pueblos

Entrevista con Eric Toussaint y CADTM AGENPRESS, martes 4 de octubre de 2011 Entre julio y septiembre de 2011, por todo el mundo, las bolsas de nuevo sufrieron una violenta sacudida. La crisis se profundiza en la Unión Europea, y en particular respecto a sus deudas. El CADTM entrevistó a Eric Toussaint con el objetivo… ( Leia mais » )

Publicado en Unión Europea y la crisis del capitalismo | autor: | Dejar un comentario

¿Es el modelo alemán el futuro a seguir en la Eurozona?

Alemania era, hasta hace unas semanas, el modelo exitoso a seguir. Se decía que, resultado de las reformas que había realizado el canciller Schröder del gobierno socialdemócrata (cuando gobernó en coalición con el Partido Verde) y, más tarde, la canciller conservadora del Partido Cristiano Demócrata, Angela Merkel (cuando gobernó en coalición con el Partido Socialdemócrata… ( Leia mais » )

Publicado en Unión Europea y la crisis del capitalismo | autor: | Dejar un comentario

La crisis de la deuda en la Unión Europea, ¿Llegó la crisis a su apogeo?

(Resumen) Credit Default Swap significa literalmente permutación del impago que debería permitir al poseedor de una obligación obtener una indemnización del vendedor del CDS en el caso de que el emisor de la obligación se declare en default, o sea, en suspensión de pagos, ya sea un poder público o una empresa privada. El condicional… ( Leia mais » )

Publicado en Unión Europea y la crisis del capitalismo | autor: | Dejar un comentario

En el ojo del huracán: la crisis de la deuda en la Unión Europea

Antes de que comenzaran los ataques especulativos contra Grecia, este país podía obtener préstamos a tipos muy ventajosos, sobre todo de los banqueros, pero también de otros inversores institucionales (las compañías de seguros, los fondos de pensión, los que en la jerga se llama inversores institucionales. Todos se ofrecían a prestarle dinero. Desde que estalló… ( Leia mais » )

Publicado en Unión Europea y la crisis del capitalismo | autor: | Dejar un comentario

A quién le interesa la guerra del euro en Europa

Desde hace tres años, y coincidiendo con el destape de la crisis financiera de Estados Unidos, una parte del mundo y en concreto el área anglosajona, parece empeñada en demostrar que Europa está inmersa en una grave crisis de deuda que va a echar por tierra la moneda única, el euro. Estados Unidos, a pesar… ( Leia mais » )

Publicado en Unión Europea y la crisis del capitalismo | autor: | Dejar un comentario

La crisis de la deuda en la Unión Europea, ¿Llegó la crisis a su apogeo? (Resumen)

Credit Default Swap significa literalmente permutación del impago que debería permitir al poseedor de una obligación obtener una indemnización del vendedor del CDS en el caso de que el emisor de la obligación se declare en default, o sea, en suspensión de pagos, ya sea un poder público o una empresa privada. El condicional es… ( Leia mais » )

Publicado en Unión Europea y la crisis del capitalismo | autor: | Dejar un comentario

¿Ya logró el euro un bote salvavidas?

El mundo se encuentra en una depresión, tambaleándose al borde de un colapso realmente importante. Nadie en ningún lado estará exento de los efectos negativos de este colapso. Lo que los países de la Unión Europea consiguieron hacer fue salvar el euro como divisa única. Y en términos de las luchas geopolíticas que están en… ( Leia mais » )

Publicado en Unión Europea y la crisis del capitalismo | autor: | Dejar un comentario

Unión Europea, hacia la desintegración

Los países de Europa se encaminan hacia el desfiladero porque padecen una crisis de unidad; es decir, van hacia la desintegración. La Unión Europea (UE) no da otra señal que la desUE. Sabido es que toda crisis representa una oportunidad grandiosa para cambiar de raíz lo que está podrido, o hundirse si no se aprende… ( Leia mais » )

Publicado en Unión Europea y la crisis del capitalismo | autor: | Dejar un comentario

España: “Bancarización” de las cajas de ahorro, un robo

Ya han empezado a salir a cotización en bolsa las primeras cajas de ahorros “bancarizadas”, proceso establecido por el gobierno español sin consultar con la población y entregándose sin más a los intereses privados. Es un auténtico robo al Estado y al pueblo por varias razones. Para facilitar la entrada de capital privado, se han… ( Leia mais » )

Publicado en Unión Europea y la crisis del capitalismo | autor: | Dejar un comentario

Nuevo proletariado ¿Nuevas luchas? Nuevos desafíos para las izquierdas

Tras la generalizada derrota de las organizaciones del Trabajo en la postguerra europea, el capitalismo keynesiano había logrado integrar al salariado a través del consumo y de todo un entramado de dispositivos de fidelización que al tiempo servían de medidas anticíclicas (seguridad social, ciudadanía, servicios sociales, relaciones laborales reguladas, etc.). El Trabajo fue, de esta… ( Leia mais » )

También publicado en - Artículos del Equipo, Formas de Estado y democracia | autor: | Dejar un comentario

Los pueblos conquistan su libertad

“Prohibido prohibir” decían en París, en mayo de 1968. “Si no nos vais a dejar soñar, no os vamos a dejar dormir”, dicen en Madrid, en este mayo-junio de 2011. Parece extraordinario que, más de cuarenta años después, el arrojo de la juventud, su decisión de romper la red que los aprisiona, sea la misma…. ( Leia mais » )

También publicado en América Latina y la crisis del Capitalismo, Oriente Medio y crisis | autor: | Dejar un comentario

Los pueblos conquistan su libertad

“Prohibido prohibir” decían en París, en mayo de 1968. “Si no nos vais a dejar soñar, no os vamos a dejar dormir”, dicen en Madrid, en este mayo-junio de 2011. Parece extraordinario que, más de cuarenta años después, el arrojo de la juventud, su decisión de romper la red que los aprisiona, sea la misma…. ( Leia mais » )

También publicado en Oriente Medio y crisis | autor: | Dejar un comentario

Solo un referendo popular puede detenerlos

Los banqueros se preparan para violar a Grecia: los socialdemócratas votan por el suicidio nacional La lucha por el futuro de Europa se está librando en Atenas y otras ciudades griegas que se resisten a las exigencias financieras que son la versión en el Siglo XXI de un ataque militar directo. Sin duda, la amenaza… ( Leia mais » )

Publicado en Unión Europea y la crisis del capitalismo | autor: | Dejar un comentario

Italia: de las administrativas al referéndum, la fuerza de Internet – Diez años después vuelven a ondear las banderas de los foros sociales

Es un mundo nuevo el que esbozan los referéndums. Un mundo en el que el papel ineludible de los medios personales de comunicación de masas hacen de Internet, y ya no de Porta a Porta (1), la tercera cámara del país. Pero también es un mundo antiguo en el que triunfan las razones de los… ( Leia mais » )

También publicado en Crisis del capitalismo y desmantelamiento del Estado de Bienestar, Formas de Estado y democracia | autor: | Dejar un comentario

Unión Europea: cuando la guerra de los países acreedores contra los países deudores troca en guerra de clases

El execonomista de Wall Street Michael Hudson, uno de los más sagaces analistas de la actual crisis económica y financiera, ve en el reciente discurso del presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, el programa de un verdadero golpe de estado financiero contra la democracia europea. Poco después de que el Partido Socialista ganara las elecciones a… ( Leia mais » )

También publicado en Crisis del capitalismo y desmantelamiento del Estado de Bienestar | autor: | Dejar un comentario

Propuestas Abiertas de la Comisión de Economía del 15 de Mayo

1. SOMETIMIENTO A REFÉNDUM VINCULANTE LA ÚLTIMA REFORMA LABORAL Y DE PENSIONES. Optamos por construir un nuevo marco de relaciones laborales consensuado democráticamente por la población. Entretanto, exigimos que se sometan a referéndum vinculante la última reforma laboral y de las pensiones, de forma que la población pueda pronunciarse sobre los aspectos que signifiquen un… ( Leia mais » )

Publicado en Unión Europea y la crisis del capitalismo | autor: | Dejar un comentario

La Eurozona ya es una unión de transferencia

Hace cinco años escribí un libro de apoyo al euro, pero diciendo entre otras cosas que la gobernalidad de la Eurozona era fatalmente desastrosa y que se necesitaba un Tesoro Europeo [1]. Aunque entonces no se tomó muy en serio, ese punto de vista ha ganado muchos adeptos. Nos guste o no, es necesario un… ( Leia mais » )

Publicado en Unión Europea y la crisis del capitalismo | autor: | Dejar un comentario

Los crímenes de la OTAN, de sus estados miembros y de sus gobernantes: La agresión contra Libia

El Tratado de la Alianza del Atlántico Norte, más tarde Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) fue celebrado en abril de 1949. Según su artículo 5º con finalidades puramente defensivas y de ayuda mutua en el caso de un ataque contra alguno de los Estados miembros. Y precisando en su artículo 6º los territorios… ( Leia mais » )

También publicado en Implicaciones geopolíticas de la crisis capitalismo | autor: | Dejar un comentario

¿Es el rechazo de Islandia al acoso financiero el modelo a seguir por Grecia e Irlanda? ¿Desintegración de la Eurozona?

El mes pasado, Islandia votó en contra de someterse a las exigencias holandesas y británicas para que compensara a las agencias de seguros de los bancos nacionales de esos países por el rescate de sus propios inversores en Icesave. Era la segunda votación en contra del acuerdo (por una ratio de 3 a 2) y… ( Leia mais » )

También publicado en Capitalismo y crisis financiera | autor: | Dejar un comentario

Mejor al revés: ¿cuál es la alternativa real al Movimiento del 15 de Mayo?

Al cumplirse un año de la explícita y radical sumisión del gobierno socialista del señor Zapatero a los mercados financieros internacionales, y en plena campaña electoral para distintos comicios locales y autonómicos, el sonoro aldabonazo del movimiento del 15 de mayo ha eclipsado en un abrir y cerrar de ojos la aburrida y huera publicidad… ( Leia mais » )

Publicado en Unión Europea y la crisis del capitalismo | autor: | Dejar un comentario

La política de austeridad del Gobierno español puede generar más deuda que las de expansión fiscal

Rebelion, 20.07.2010
Acaba de publicarse el informe Alternativas a la austeridad fiscal en España elaborado por Mark Weisbrot y Juan Montecino, director e investigador respectivamente del Center for Economic and Policy Research, CEPR, de Washington. En él se demuestra que pueden darse escenarios muy realistas bajo los cuales las políticas de austeridad que está llevando a cabo el gobierno español darán niveles más altos de endeudamiento en comparación con lo que sucedería si se continúa con un estímulo fiscal moderado que proponen los sindicatos o economistas progresistas.

El informe señala que la notable reducción en la relación deuda/PIB y los superávit en el presupuesto del gobierno central antes de 2008 niegan la idea general de que los problemas de España son resultado del excesivo crecimiento del gobierno.

Por el contrario, el informe indica que los problemas presupuestarios de España así como el desempleo y la débil recuperación de su economía son resultado de una misma causa: el colapso de la demanda privada. En consecuencia, la política más eficiente según sus autores implicaría que el sector público compensara la falta de demanda privada hasta que la inversión privada y el consumo, y posiblemente las exportaciones netas, puedan sostener un crecimiento normal. Mientras que, por el contrario, recortar el gasto público e incrementar los impuestos bajo estas circunstancias son acciones pro cíclicas (llamadas así porque refuerzan el colapso de la demanda) y se puede esperar que dichas acciones debiliten la recuperación o que hasta posiblemente reviertan a la economía a un estado de recesión.

A continuación resumo sus principales argumentos:
) Cómo llevar a cabo el estímulo fiscal:
– La deuda pública generada por España no es demasiado voluminosa.
– La solución más obvia es mantener el gasto deficitario en los niveles actuales o posiblemente incrementar dicho gasto para así estimular la economía.
– El argumento en contra de esta estrategia es que esta acción podría resultar en niveles insostenibles de deuda. Sin embargo, existe otra solución.
– Lo que importa cuando se trata de la sostenibilidad de la deuda es la carga neta de interés sobre la deuda.
– La primera alternativa sería que el Banco Central Europeo comprara una porción de la nueva deuda emitida por el gobierno español y se comprometería a reembolsar el interés sobre dicha deuda al gobierno español, como ha sucedido en el caso de la Reserva Federal de EE.UU. y el Banco de Japón.
– Si el Banco Central Europeo adquiriera la deuda del país por un monto equivalente al 4 por ciento del PIB de España al año durante los próximos dos años y el gobierno no aumenta los impuestos o recorta el gasto durante este periodo se produciría un aumento en la carga de endeudamiento bruto, pero no del endeudamiento neto, que permitiría un estímulo fiscal de alrededor del 3,9 por ciento del PIB durante dos años sin tener que recortar el gasto y manteniendo los incrementos impositivos planeados.
– De esta forma, la relación deuda/PIB aumentaría de 45,8 por ciento del PIB en 2009 al 60,5 por ciento en 2020, una carga sostenible de deuda. Para la deuda bruta, esta relación pasaría de 53,2 al 75,7 por ciento del PIB. Niveles no demasiado altos si se tiene en cuenta que el promedio para la Unión Europea actualmente es de alrededor de 79 por ciento.
– La segunda alternativa sería mantener el mismo impulso fiscal pero financiado a través de préstamos tradicionales. En este escenario, la deuda neta es significativamente más alta, ascendiendo hasta un 68,3 por ciento del PIB para el año 2020, aunque solamente cuatro puntos porcentuales más alta que en el escenario base del gobierno.
) Los riesgos de la austeridad
– El gobierno actualmente planea recortes al presupuesto e incrementos en los impuestos, los cuales se proyecta que estabilicen la relación deuda bruta/PIB a un nivel del 69 por ciento del PIB para el año 2013 (con un nivel de endeudamiento neto de 62,4 por ciento).
– Sin embargo, existen muchos ejemplos históricos en los que el crecimiento económico resultó haber sido seriamente sobreestimado cuando se implementaron políticas pro-cíclicas.
– En diciembre de 2008 el FMI proyectaba que la economía de Letonia sufriría una contracción del 5 por ciento en 2009. En la realidad, el resultado fue una contracción del 18 por ciento. Irlanda comenzó a reducir su déficit fiscal a finales de 2008 y el FMI pronosticaba un crecimiento del 1 por ciento para 2009; el resultado final fue de menos 10 por ciento.
– Si las políticas pro-cíclicas programadas resultan en un menor crecimiento o causan que la economía retorne a una recesión, esto podría ocasionar que la tasa de interés sobre nuevas emisiones de deuda por parte de España se incremente. En el informe se analizan tres escenarios que incorporan un pronóstico de crecimiento más bajo, con tasas de interés de 6, 7 y 8 por ciento para la deuda española. En estos escenarios, la relación deuda bruta/PIB aumenta a 85,5, 90,6 y 96,1 por ciento del PIB, respectivamente, para el año 2020. La deuda neta aumenta de 76,6, 81,7 y 87,2 por ciento del PIB, respectivamente.
) Conclusión
– Por tanto, existen escenarios plausibles bajo los cuales las políticas pro-cíclicas programadas pueden resultar en niveles mucho más altos de endeudamiento en comparación con lo que sucedería si se continúa con un estímulo fiscal moderado, bien mediante financiación del Banco Central Europeo, bien mediante préstamos tradicionales.
– Incluso desde el punto de vista de evitar una acumulación insostenible de deuda, el riesgo de un estancamiento económico prolongado -en combinación con tasas de interés más altas- pudiera ser mucho mayor que los riesgos asociados con políticas fiscales de estímulo fiscal en el presente.
– Además, estas políticas de estímulo alternativas y viables evitarían muchos de los costos sociales y económicos ocasionados por la pérdida de producción y un prolongado periodo de alto desempleo que enfrenta España en la actualidad.

Juan Torres López es catedrático de Economía Aplicada en la Universidad de Sevilla y miembro del Consejo científico de ATTAC-España. Su web personal: www.juantorreslopez.com

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Publicado en Unión Europea y la crisis del capitalismo | autor: | Dejar un comentario

O Endividamento e a Crise da Grécia – entrevista – Charles-André Udry* | Ernesto Herrera

O Endividamento e a Crise da Grécia Em entrevista,o economista Charles-André Udry expõ;e as razõ;es da crise grega e explica o que está por trás do déficit fiscal dos estados capitalistas veja o texto aqui

Publicado en Unión Europea y la crisis del capitalismo | Dejar un comentario

Ni devaluación interior ni austeridad fiscal: en Europa hay una alternativa político-económica de izquierda

Rebelion, 19.07.2010
A medida que se ahonda la crisis bancaria europea, la crisis fiscal de Grecia y de España se difunde por Europa y la economía estadounidense se encalla, el grueso de las discusiones sobre el modo de estabilizar las finanzas nacionales parte del supuesto, según el cual sólo habría dos opciones disponibles: o la “devaluación interna”, que consiste en encoger la economía por la vía del recorte del gasto público; o devaluación directa de la moneda (en los países que, como los europeo-orientales, aún no se han sumado al euro).
¿Devaluar la moneda?

Los países bálticos, entre otros, se han negado a la devaluación de la moneda, aduciendo que eso podría retrasar su ingreso en la Unión Europea. Lo cierto es que, dado que el grueso de sus deudas están denominadas en euros –los acreedores son sobre todo bancos extranjeros, o sus filiales locales—, la devaluación dispararía el servicio de la deuda, lo que provocaría un incremento de las moras, así como más quiebras técnicas en el sector de los bienes raíces. La devaluación causaría también el aumento del precio de la energía y de otras importaciones esenciales, agravando el encogimiento de la economía.

Huelga decir que los Estados soberanos pueden redenominar todas sus deudas en la moneda nacional aboliendo la “cláusula exterior”, como hizo el presidente Roosevelt cuando, en 1933, abolió la “cláusula del oro” en los contratos bancarios estadounidenses. Eso significaría pasar el problema de los malos préstamos a los bancos extranjeros, señaladamente a los suecos y austriacos, que suscribieron los préstamos que ahora van por mal camino. Pero al grueso de los dirigentes gubernamentales la devaluación de la moneda les resulta tan impensable de entrada, así que no parece quedar sino una alternativa: un programa de austeridad fundado en los recortes fiscales.

La exigencia de austeridad fiscal

La UE, el FMI y los grandes bancos exigen a los gobiernos la búsqueda de excedentes fiscales por la vía de recortar los programas de pensiones y seguridad social, asistencia sanitaria, educación y otros gastos sociales. Los bancos centrales tendrían que reforzar la austeridad reduciendo el crédito. Se supone que los salarios y los precios caerán proporcionalmente, lo que permitiría a las economías en proceso de encogimiento “labrarse un camino para salir de la deuda” gracias a un excedente comercial que les permitiría ingresar los euros necesarios para lidiar con las gigantescas deudas hipotecarias generadas por la burbuja inmobiliaria posterior a 2002, viniendo la nueva deuda del banco central en apoyo de la tasa de cambio.

Los Estados bálticos han adoptado el programa de austeridad monetaria y fiscal más extremo. Los recortes en el gasto público y las políticas monetarias deflacionarias han producido en los dos últimos años un encogimiento de las economías lituana y letona superior al 20%. Los niveles salariales en el sector público letón han caído un 30%, y el banco central ha manifestado su esperanza de que el encogimiento salarial prosiga y rebaje también los salarios en el sector privado.

Los costos de la austeridad fiscal

El problema es que la austeridad provoca huelgas y paros, que se traducen en reducciones del mercado y de la inversión interiores. Crece el desempleo y caen los salarios. Lo que trae consigo el desplome de la recaudación fiscal, porque el sistema fiscal letón descansa casi exclusivamente en los trabajadores asalariados. La mitad de la nómina salarial se destina al pago de un exorbitante conjunto de impuestos de tasa única, que representan más del 51%, mientras que el IVA absorbe otro 7% del ingreso personal disponible. Sin embargo, el banco central declara a bombo y platillo que la caída salarial es un éxito, y clama por ulteriores descensos.

Los precios inmobiliarios se han desplomado también, hasta un 70%. La mora hipotecaria se ha disparado por encima del 25%, y aumentan los impagos. El centro de Riga y el barrio costero residencial de Jurmala rebosan de carteles: “en venta”, “en alquiler”. La caída de los precios ata a los hipotecados propietarios a su propiedad. Por otra parte, la práctica inexistencia de impuestos a la propiedad (una tasa nominal que en la práctica ronda el 0,1%) ha permitido a los especuladores mantener las propiedades sin necesidad de alquilarlas.

Cerca de un 90% de las deudas hipotecarias letonas están contraídas en euros, y la mayoría de ellas son con bancos suecos o con filiales locales de los mismos. Hace unos años, los reguladores bancarios urgieron a los bancos a pasar del préstamo fundado en un colateral (en el que la propiedad respaldaba a la hipoteca) al préstamo “fundado en el ingreso”. Se animó a los bancos a insistir en los créditos concedidos tuvieran la cofirma del mayor número posible de familiares: padres e hijos, incluso tíos y tías. Eso permite a los bancos vincular a la deuda los salarios de las partes cofirmantes.

El paso siguiente es el desahucio de la propiedad. Los reguladores bancarios sólo se preocupan de la solvencia bancaria –de un sistema bancario en manos extranjeras—, no de la del conjunto de la economía. Su modelo es Estonia, que combinaba en 2009 unas finanzas estables con un encogimiento de la economía rayano en el 15%, lo que le valió el pasado mes la promesa de la entrada en Eurolandia.

Resultado: en vez de que el sistema bancario trabaje para la economía, Letonia y otras economías postsoviéticas gestionan su vida económica para mantener la solvencia de los bancos. Como si realmente se esperara que la endeudada población gastara el resto de su vida en pagar para salir de la quiebra técnica [la deuda contraída supera el valor actual de los activos hipotecados; T.] en que la han hundido los malos préstamos.

Eso está causando tal caos, que algunos propietarios de empresas emigran para escapar de sus deudas. El diario Diena publicó recientemente un artículo sobre una mujer de medios modestos residente en una ciudad letona de mediano tamaño, Jelgava. Luego de contratar una hipoteca por valor de 40.000 lats (unos 55.000 euros), perdió su trabajo. El banco se negó a renegociar la hipoteca y subastó su propiedad por apenas 7.500 lats, dejándola todavía con una deuda de 30.000 lats, a pagar devengándolos de sus ingresos futuros.

El préstamo hipotecario destinado a hinchar la burbuja inmobiliaria permitió la financiación del déficit comercial. Esto ha llegado a su fin. Cuando estalló la burbuja inmobiliaria hace dos años, el préstamo euro-hipotecario suministraba los recursos exteriores para cubrir el déficit comercial letón. Ahora, el banco central toma prestado de la UE y del FMI, a condición de que el préstamo se use exclusivamente para sostener la moneda, a modo de colchón. Lo que parece autodestructivo, porque la deflación monetaria causará desórdenes financieros, agravando la crisis de la mala deuda y estimulando las fugas financieras.

Ni devaluación interior ni austeridad fiscal: la izquierda tiene una Tercera Opción, la reforma radical del sistema fiscal
¿Pueden salir reelegidos los gobernantes que promueven este tipo de políticas? En Letonia y otras economías del Este europeo, los partidos políticos están comenzando a armar una Tercera Opción, una alternativa a la devaluación, al encogimiento de la economía y al desplome del nivel de vida.

Esa Tercera Opción pasa por la reforma de
l sistema fiscal. Arranca de la constatación de un hecho: la exacerbada fiscalidad sobre el empleo –superior al 51%- significa que los salarios que se llevan a casa son menos de la mitad de lo que los empresarios les pagan. Letonia dispone del trabajo peor remunerado de la Europa septentrional, y sin embargo, proporcionalmente, es el de mayor coste para los empresarios. Y para hacer peores las cosas, los impuestos sobre los bienes raíces son sólo una fracción del 1%. Ése fue un factor de la mayor importancia a la hora de hinchar la burbuja inmobiliaria. El valor no fiscalmente gravado del suelo va a parar a los bancos, quienes, a su vez, prestan a destajo sus ingresos hipotecarios con el fin de seguir disparando al alza los precios de las propiedades inmobiliarias, lo cual, a su turno, fuerza a los gobiernos a aumentar los impuestos sobre los salarios y las ventas, lo que genera un aumento del costo del trabajo y del precio de los bienes y servicios. Similares impuestos planos o te tipo único sobre el trabajo y sobre la pequeña propiedad se han convertido en plaga en todo el boque ex soviético desde 1991.

Lo bueno es que este deforme sistema fiscal deja margen substancial para desplazar las cargas fiscales sobre el empleo hacia las rentas de “barra libre”, incluidas las rentas sobre el valor del suelo, las rentas monopólicas y la riqueza financiera. Ahora mismo, esas rentas están exentas –”libres”— de impuestos: van a parar a los bancos.

La economía letona puede hacerse más competitiva simplemente liberándola de la carga gemela que significan unos salarios pesadamente gravados fiscalmente y unos precios inmobiliarios hinchados por un eurocrédito fácil. Dispone de un ancho margen para reducir el costo del trabajador para las empresas, hasta en un 50%, sin reducir los salarios que se llevan los trabajadores a casa. Un desplazamiento de la carga fiscal así, del trabajo al valor rentista de los bienes raíces, reduciría el coste del empleo sin necesidad de reducir los niveles de vida, y todo ello sin poner en peligro las finanzas públicas.

Rebajar los impuestos sobre los salarios reduciría el coste del empleo sin reducir ni el salario que los trabajadores se llevan a casa ni los niveles de vida. Incrementar los impuestos a la propiedad, por otra parte, dejaría menos valor subsistente para que ser capitalizado en los préstamos bancarios, lo que permitiría guarecerse del endeudamiento futuro.

Aprender de Hong Kong

Una política de este tipo fue la que anduvo detrás del auge económico de Hong Kong: el ejemplo que los dirigentes letones esperan emular como enclave de servicios bancarios y centro tecnológico internacional (como lo era la propia Letonia en los tiempos soviéticos, antes de 1991). Hong Kong promovió su despegue económico a partir, fundamentalmente, de los impuestos al valor rentista del suelo, lo que le permitió minimizar los impuestos al empleo (que actualmente significan sólo un 15%).

Desplazar la carga fiscal del trabajo al valor rentista del suelo mantendría, además, a la baja el precio de la vivienda y de los espacios comerciales, porque el valor rentista gravado no podría seguir siendo reciclado en forma de nueva hipotecas.

Ese desplazamiento fiscal presionaría también a la baja los precios de las propiedades inmobiliarias, porque el valor rentista gravado no quedaría disponible para que los bancos pudieran capitalizarlo en forma de préstamos hipotecarios. La vivienda en economías de deuda apalancada, como los EEU, Gran Bretaña [y España] absorben normalmente el 40% del presupuesto familiar [en España, cerca del 45%; T.]. Reducir esa proporción al 20% -como en la economía alemana, mucho menos endeudada, y en la que el préstamo ha procedido de manera harto más responsable—, permitiría gastar los ingresos salariales en bienes y servicios, y no en el servicio de la deuda hipotecaria. Lo que, así, daría mayor margen para la moderación salarial, sin necesidad de recudir los niveles de vida. Eso significa que los letones y otros países de la Europa del Este no están obligados a sacrificar la economía en el altar de la eurodeuda; no necesitan someterse ni a la devaluación de su moneda ni a programas de austeridad.

Desplazar a la propiedad del suelo la carga fiscal ahora soportada por los trabajadores reduciría el costo de la vida de los letones, rebajando el precio de la vivienda y de los espacios comerciales. La renta económica –ingresos sin los correspondientes costos de producción— sería transferida al Estado como base fiscal, en vez de quedar “libre” para que los bancos puedan capitalizarla en forma de forma de préstamos hipotecarios. Los precios de las propiedades están determinados por el volumen del préstamo bancario, de manera que gravar fiscalmente el valor rentista del suelo (no los legítimos retornos de las mejoras de construcción y capital) reduciría la tasa de capitalización, manteniendo bajos los precios de la propiedad inmobiliaria.

Conclusión

En resumidas cuentas: el problema de la deflación monetaria (“devaluación interna”) es que deja intactas las disfuncionales estructuras fiscales existentes. El asunto principal en los años venideros, y no sólo en la Europa del Este, será éste: si las economías pueden liberarse a sí mismas de la carga gemela representada por unos salarios pesadamente gravados fiscalmente y unos precios inmobiliarios hinchados, y si pueden hacerlo evitando una sobredosis de austeridad, de todo punto innecesaria. Se precisa un cambio en la estructura fiscal, un cambio conforme a las líneas que la mayoría de los países occidentales esperaban ver hace ahora un siglo.

Objetivo: hacer más competitiva la economía minimizando el coste de la vida y de los negocios. La Tercera Opción sirve al propósito de alinear los precios de la propiedad inmobiliaria y los precios monopólicos con los costos necesarios de producción. Gravar fiscalmente la formación de precios en el “vacío”, muy por encima del valor del costo, fiscalizar, esto es, la renta económica, fue parte integral del republicanismo “original” [1] de Adam Smith y de John Stuart Mill, y en realidad, de todos los economistas políticos, desde los fisiócratas hasta los reformadores de la Era Progresista [2].

La contienda política en las elecciones parlamentarias nacionales previstas para el próximo mes de octubre se librará, y por mucho, en torno del programa económico de desarrollo Renovación Letona, patrocinado por el Centro de la Armonía, la coalición de los partidos de izquierda. En la última reunión anual –29-30 de mayo de 2010—, los dirigentes del partido empezaron a trabajar, a fin de concretar la alternativa sobredicha en leyes e iniciativas legislativas y de trazar el mapa del valor del suelo letón.

NOTAS T.:
[1] Siguiendo un uso idiosincrático de la palabra “liberalismo” en los EEUU de la segunda mitad del siglo XX, Hudson habla aquí de “liberalismo original”. En Europa y en América Latina, en cambio, la palabra “liberalismo” sigue refiriendo a un fenómeno político antidemocrático del siglo XIX (la palabra se inventó en la España de 1812), y apunta al desempeño de partidos –los partidos “liberales”—, activos sólo bajo monarquías meramente constitucionales –no parlamentarias, salvo, luego, la británica-, y desconocidos en regímenes republicanos como los de los EEUU, Francia y la Argentina. Así pues, hemos traducido a la europea
por “republicanismo original”.
[2] En EEUU se conoce por Era Progresista a la vigorosa reacción democrática de comienzos del siglo XX, que siguió a la Era de la Codicia posterior a la Guera Civil norteamericana, en la que campaban por sus respetos los famosos “barones ladrones” (Rockefeller, Vanderbilt, Stanford, etc.) y políticos como el presidente Rudolf Hayes, que llegó a declarar que su gobierno era de empresarios y para empresarios

Michael Hon trabajó como economista en Wall Street y actualmente es Distinguished Professor en la University of Misoury, Kansas City, y presidente del Institute for the Study of Long-Term Economic Trends (ISLET). Su dedicación a los problemas de las economías postsoviéticas, y especialmente la letona, le ha llevado a ser comisionado recientemente, por parte de la coalición de izquierda letona Centro de la Armonía, como economista jefe de la Reform Task Force Latvia, un think tank encargado de elaborar una política económica alternativa para ese país báltico. Es autor de varios libros, entre los que destacan: Super Imperialism: The Economic Strategy of American Empire (nueva ed., Pluto Press, 2003) y Trade, Development and Foreign Debt: How Trade and Development Concentrate Economic Power in the Hands of Dominant Nations (ISLET, 2009).

Traducción para www.sinpermiso.info: Mínima Estrella

Fuente: http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=3480

Publicado en Unión Europea y la crisis del capitalismo | autor: | Dejar un comentario

Europa elige la depresión

www.rebelion.org 9 de junio de 2010
Olvídense de una recuperación sin problemas. Los ministros de finanzas y los gobernadores de los bancos centrales del G-20, se reunieron este fin de semana en Busan, Corea del Sur y decidieron abandonar las políticas fiscales expansionistas “de probada calidad” a favor de su propio extraño brebaje de políticas de reducción de gastos y medidas de austeridad. Los miembros de la UE están ansiosos de restaurar la ilusoria “confianza de los mercados”, algo que es seguro que se perderá cuando la eurozona se vuelva a deslizar hacia la recesión y el renqueante sector bancario comience a sangrar tinta roja. El recorte de los déficits mientras la economía todavía se está reponiendo debilitará la demanda y obligará a las empresas a despedir a más trabajadores. Esto disminuirá la actividad económica y frenará el crecimiento. Es una receta para el desastre.
Lo que sigue es un pasaje del blog de Paul Krugman: “El recorte de los gastos mientras la economía sigue estando profundamente deprimida es una manera muy costosa y bastante ineficaz de reducir la deuda futura. Costosa, porque deprime aún más la economía; ineficaz, porque al deprimir la economía, la contracción fiscal también reduce los ingresos de impuestos…
“Lo correcto, de manera abrumadora, es hacer cosas que reduzcan los gastos y/o aumenten los ingresos después que la economía se haya recuperado –específicamente, esperar hasta después que la economía tenga fuerza suficiente para que la política monetaria pueda compensar los efectos contraccionistas de la austeridad fiscal. Pero no: los halcones del déficit quieren su parte mientras las tasas de desempleo se mantienen casi a un nivel récord y la política monetaria sigue estando escasa de dinero cerca del límite cero” (“lost Decade, Here We Come”, Paul Krugman, New York Times).

Europa marcha directamente hacia una depresión. El apego a una economía de la edad de piedra es impresionante. Es como si John Maynard Keynes no hubiera existido. Cuando el PIB se contrae –como inevitablemente lo hará– los déficits aumentarán y el rendimiento de los bonos se ampliará, haciendo que sea más costoso financiar los negocios. La confianza pública se desvanecerá, las relaciones entre los Estados miembros se estropearán, y las ciudades se llenarán de manifestantes enfurecidos. La consolidación fiscal desgarrará a los 16 Estados de la UE y provocará una crisis mayor que Lehman Bros. El BCE tiene que apoyar la demanda alentando los gastos de los gobiernos mientras los hogares reparan sus cuentas destrozadas y los reguladores se hacen cargo de bancos hundidos. Cualquier desviación de este plan sólo exacerbará los problemas.
¿Cuán enfermo está el sistema bancario de la UE? Al respecto, un pasaje del New York Times:
“Es un misterio de 2,6 billones (millones de millones) de dólares. Es el monto que los bancos extranjeros y otras compañías financieras han prestado a instituciones públicas y privadas de Grecia, España y Portugal, tres países tan sumidos en problemas económicos que según creen algunos analistas e inversionistas, una parte significativa de esa montaña de deuda nunca será reembolsada.

El problema es, lamentablemente, que nadie –ni los inversionistas, ni los reguladores, ni siquiera los propios banqueros– sabe exactamente qué bancos mantienen las mayores reservas de préstamos putrefactos dentro de ese montón. Y la duda, como siempre lo hace durante las crisis económicas, ha hecho que parezca ocasionalmente que el sistema financiero ya vulnerable de Europa se atasca. A principios del mes pasado, en una indicación de hasta qué punto la situación se había hecho peligrosa, algunos bancos europeos –que parecen tener más de la mitad de esos 2,6 billones de dólares en deuda– casi dejaron de prestarse mutuamente dinero…”

Analistas del Royal Bank of Scotland calculan que de los 2,2 billones de euros que los bancos europeos y otras instituciones fuera de Grecia, España y Portugal pueden haber prestado a esos países, unos 567.000 millones son deuda gubernamental, unos 534.000 millones son préstamos a compañías no bancarias del sector privado, y aproximadamente 1 billón de euros son préstamos a otros bancos. Aunque la crisis se originó en Grecia, mucho más fue pedido prestado por España y su sector privado –1,5 billones de euros, en comparación con los 338.000 millones de euros de Grecia- (“Debtors’ Prism: Who Has Europe’s Loans?”, Jack Ewing, New York Times.

Esto prueba que el verdadero problema lo constituyen los bancos, no la “deuda soberana” (que sólo es de 567.000 millones del total de 2,2 billones de euros). La UE se enfrenta al mismo problema que EE.UU.; o se hace cargo de los bancos insolventes y reestructura su deuda –afectando a los dueños de bonos y valores– o sufre años de un diabólico rendimiento económico inferior con alto desempleo, decrecientes inversiones, una deflación agotadora y malestar social. La UE ha elegido este último camino, y por razones que podrían no ser demasiado claras a primera vista. Un euro más barato hace que las exportaciones de la UE sean más competitivas, lo que asegurará la felicidad del miembro más poderoso de la UE (Alemania). Las políticas deflacionarias también protegen los intereses de los dueños de bonos que han invertido fuertemente en instituciones financieras cuyos patrimonios han sido enormemente inflados por dinero barato y masivo apalancamiento. Finalmente, las medidas de austeridad transfieren las pérdidas de los bancos y de bancos fantasmas sobre las espaldas de trabajadores, consumidores y pensionados. El abuso contra los trabajadores para enriquecer a los dueños de bonos y a los banqueros es un cálculo político. No tiene sentido económico.

El apretón de cinturones en la UE significa que el mundo tendrá que depender (de nuevo) de la recuperación del consumidor estadounidense, superar su lastre histórico de deuda personal y reanudar los gastos como un demente. Con un desempleo que ronda el 10%, líneas de crédito que se reducen a diario y la jubilación que se aproxima (de muchos nacidos después de la Segunda Guerra Mundial), parece una perspectiva poco probable.
………

Mike Whitney es un analista político independiente que vive en el Estado de Washington y colabora regularmente con CounterPunch.

Fuente: http://www.informationclearinghouse.info/article25643.htm

También publicado en Implicaciones geopolíticas de la crisis capitalismo | autor: | Dejar un comentario

La telaraña de la crisis europea

Agenpress 28 de mayo de 2010
Las cifras de lasdeudas públicas europeas son ciertamente colosales y dibujan una compleja telaraña. La de Portugal asciende a unos $ 286 miles de millones, de los cuales la parte correspondiente a España (unos 86.000 millones) es la más importante, aunque también hay montos significativos que involucran a Francia, Alemania y Gran Bretaña.

En el caso de España, su deuda –la insignificancia de $ 1,1 millones de millones (billones)- incluye montos gigantescos con Francia ($ 220.000 millones), Alemania ($238.000 millones) y Gran Bretaña ($ 114.000 millones). En el caso griego, los componentes principales de su deuda pública de $ 236 miles de millones, son las obligaciones con Francia ($ 75.000 millones), Alemania ($45.000 millones) y Gran Bretaña ($ 15.000 millones). La gigantesca deuda italiana -$ 1,4 billones- incluye $ 511.000 millones con Francia, $ 190.000 millones con Alemania, $ 77.000 millones con Gran Bretaña, $ 47.000 millones con España y $46.000 millones con Irlanda. Este último país tiene una deuda total por $867.000 millones, incluyendo $ 184.000 millones correspondientes a Alemania, $ 188.000 millones a Gran Bretaña y $ 60 mil millones a Francia.

En gran parte es deuda con los grandes bancos franceses, alemanes y británicos. Vale decir, una moratoria de pagos por parte de Grecia, Portugal o Irlanda –y ni se diga España o Italia- repercutirá de inmediato en las contabilidades de esos bancos, en la forma de enormes pérdidas. Pero esa es solo una de las facetas del asunto; en realidad el problema es mucho más complejo, además de tremendamente amenazante. Si fuese Grecia o Portugal –economías relativamente pequeñas- las que cayeran inicialmente en suspensión de pagos, con altísima probabilidad ello arrastraría a Irlanda, España e incluso Italia. Hasta este punto, la crisis habría jalado consigo a la cuarta y quinta economías de la Unión Europea. Pero el golpe de inmediato se sentiría en las tres principales: Alemania, Francia y Gran Bretaña.

Dado el alto grado de entrelazamiento entre las economías ricas y, en especial, el denso tejido que interconecta a profundidad sus sistemas bancarios y financieros, no es muy plausible que Estados Unidos pueda mantenerse al margen del terremoto. Primero, su sistema financiero se verá sometido a agudos tremores, lo que acarrearía efectos negativos sobre la disponibilidad del crédito necesario para el normal funcionamiento de la economía. Pero, además, la debilidad de la economía europea y la desvalorización del euro, reduciría las exportaciones estadounidenses. También las exportaciones chinas se verían afectadas, puesto que su mercado más importante es precisamente Europa.

El FMI y la Unión Europea han intentado poner un freno a este proceso mediante sendos paquetes de salvamento financiero ($ 140.000 millones para Grecia; unos $ 950.000 millones como paquete preventivo ante otros posibles casos críticos). A cambio, los países presuntamente beneficiarios –Grecia, España, Portugal y ya también Italia (pero incluso Francia hace amagos en el mismo sentido)- deben aplicar políticas brutales de restricción del gasto público, de los salarios, las pensiones y los beneficios sociales.

Desde el punto de vista económico la receta resulta sorprendentemente paradójica, tan solo con que se recuerde que hasta hace muy poco se insistía –incluso por parte del FMI- en la necesidad de no proceder a un desmantelamiento precipitado de las políticas fiscales expansivas que fueron aplicadas como antídoto obligado ante la aguda recesión de 2008-2009. Una y otra vez se advertía que la reducción del gasto público y del déficit fiscal hasta sus niveles “normales” previos a la crisis, debía realizarse con tiento y parsimonia, ya que de otra forma se corría el riesgo de retroceder de nuevo hacia la recesión. Ahora el discurso ha dado un vuelco total, tan repentino como riesgoso.

El caso es que, en su evolución, la crisis es como al modo de un inmenso laboratorio que ratifica el poder abrumador del capital transnacional. Un laboratorio donde, además, este pone a prueba ese poderío e intentar jalar los procesos hasta el límite extremo, siempre en resguardo de sus intereses.

Si se limpia el cristal haciendo a un lado la propaganda barata que se difunde a nivel mundial, ello resultará fácilmente comprensible. Veamos: en cuanto se hace evidente que el problema fiscal y de endeudamiento de Grecia era mucho mayor de lo que se creía, los mercados financieros –es decir, el capital más poderoso y concentrado- empiezan una operación de asfixia que se visibiliza en el aumento precipitado de las tasas de interés sobre los bonos de la deuda pública griega. Habiendo de por medio vencimientos cercanos por montos sustanciales y, por lo tanto, necesidad de obtención de nuevos recursos para su refinanciación, ello implicaba poner a Grecia al borde del precipicio y empujar hacia la moratoria. De llegarse a este punto, y aparte las graves consecuencias económicas que tendría sobre Grecia, ello también implicaría enormes pérdidas para los bancos. Entretanto, el huracán especulativo de los mercados empieza a golpear a Portugal, Irlanda y España. La enorme presión que esto pone sobre los gobiernos, los induce finalmente a actuar (para lo cual deben vencerse las enormes resistencias de Alemania). Aparecen entonces los grandes paquetes de rescate y, con estos, las políticas de ajuste absolutamente salvajes.

Alternativamente pudo haberse contemplado la posibilidad de un proceso ordenado de quiebra y reestructuración a fondo de las deudas. Grecia enfrentaría una situación económica difícil, pero cuanto menos los bancos tendrían que hacerse cargo de una parte de las pérdidas. En su lugar lo que se está haciendo intenta trasladar la totalidad del costo hacia las clases trabajadoras y los estamentos sociales medios.

Estos países europeos, pero con mucha probabilidad toda la Unión Europea, están siendo arrastrados así a una situación de agudizado descontento y descomposición social. Y, sin embargo, el fantasma de la moratoria sigue vivo, puesto que la magnitud de las deudas y la casi segura inviabilidad de los recortes fiscales que se pretende aplicar, equivale a hacer equilibrios al borde del abismo. Pero, por otra parte, esta forma de enfrentar la situación implica reincidir –con preocupante obsesión- en los mismos mecanismos que subyacen a la crisis que empezó en 2007. Volveré sobre esto.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.
Publicado por ARGENPRESS en 17:35:00
Etiquetas: ajuste, Capitalismo, crisis, económica, Europa, Eurozona, financiera, Luis Paulino Vargas Solís, opinión, rescate, Unión Europea

También publicado en Implicaciones geopolíticas de la crisis capitalismo | autor: | Dejar un comentario

La crisis griega golpea al Estado español

También publicado en Crisis del capitalismo y desmantelamiento del Estado de Bienestar | autor: | Dejar un comentario

Crisis financiera : Instrucciones para Salvar Europa

Mondialisation.ca, Le 30 avril 2010

La crisis griega genera esperanza y preocupación. La esperanza de quienes sueñan ver estallar Europa, y la inquietud de quienes no se lo pueden ni imaginar. Sin embargo, no hay que perder de vista que Europa es un vinculo esencial del nuevo orden mundial que ha requerido tanta energía que es “Inimaginable” que desaparezca. Además, algunas soluciones ya están listas, elaborado desde hace mucho tiempo. Como siempre las reformas serán del orden tecnocrático montando estructuras que se libren del control de las naciones y por lo tanto de los ciudadanos.

El euro, una moneda frágil

Rodear bien el problema requiere una vuelta atras.

Antes todo, es necesario recordar que el tratado de Maastricht dividió Europa en 2: por un lado la unión europea, por el otro, la zonas euro. Sin embargo, la zona euro es sumamente frágil porque los países que la componen tienen economías diferentes. Por ejemplo, Alemania no está para nada al mismo nivel que Grecia, y sin embargo, estos 2 países tienen una moneda común.
¡No es viable! Efectivamente, éramos algunos para explicar que el euro en el estado actual de las cosas, no podía sobrevivir a una crisis muy importante.

El economista Jean – Claude Werrebrouck el 3 de febrero de 2009, había dado una síntesis excelente de la situación:
“La solución sería, en Europa, darle la vuelta a la muy peligrosa divergencia creciente de las tasas de interés sobre la deuda soberana mutualizando los riesgos. Este rodeo supone la creación de un organismo común de emisión que hacer desaparecer los ” spreads “. Pero supone algunas estrategias de cooperación entre estados acarreando reglas apremiantes para los estados en peligro de quiebra. “

Efectivamente, las brechas de los tipos de intereses sobre la deuda (los spreads) debido a las divergencias económicas son inconcebibles dentro de una moneda común. Se puede comparar con un bote en el cual ningún remero va a la misma velocidad y además sin timón.

Para evitar este problema y salvar el euro, es necesario poner una estructura entre estados “En su lugar”, una caja europea. Ya había también levantado este problema en febrero de 2009, y sobre todo planteé este debate no era nuevo en mi artículo:

Crisis sistémica: las soluciones (n 1: el euro), que es hoy muy actual, y en el que escribí :
“De vera, esta idea no es nueva (caja europea) y uno puede volver arriba a Erik Robert Lindahl que ya habló de una caja (o tesoros europeos) en 1930 y, en 1989, Carlo Ciampi (banquero y 10º presidente de la república italiana) había hecho una proposición que quería dar el monopolio de la emisión del euro a la BCE (proposición de Ciampi).

El informe de Lamfalussy (2004) había sido más preciso y había demostrado la necesidad de un regulador único. Un artículo reciente de Bruegel ((think tank) reuniónes de cerebros que trabajan en el desarrollo económico de Europa)) habla de la creación de un regulador financiero único en Europa.

Sin embargo, la emergencia de la situación nos obliga a que creemos una “Estructura para deshacer” permitiendo la recompra de los créditos dudosos lo cual es actualmente imposible porque no poseemos unos tesoros europeos (caja europea). Esto está confirmado por Anton Brender, economista principal del banco Dexia: “Se necesita alguien que compre las deudas, No existe caja común. Ahí esta toda la ambigüedad de la unión monetaria europea. Esta dotada con una misma moneda, pero el banco central europeo no tiene autoridad en tema prudencial frente a los bancos “. (El Figaro.fr del 24.09.08).

Ültimamente, el economista Michel Aglietta demostró que el sistema del euro era frágil porque no podía colocarse como prestador central (al contrario del Consejo de Administración de la Reserva Federal) como último recurso por que el BCE no emite euros y posee pocas reservas propias. ”

Sin embargo, hoy las cosas se ponen más claras, y este el detalle de cómo esta caja europea, cuyo CERS será el escenario principal, será creado.

El CERS, hacia unos tesoros europeos

El centro para European Policy Studies (CEPS), es una reflexión europea cuyo director es Daniel Gros, un economista alemán. Es además él, con Thomas Mayer el economista principal del Deutsche Bank el que lanzó la idea de un fondo monetario europeo, unos tesoros europeos, el 8 de febrero de 2010.

En general, explican que frente a la explosión de la deuda pública (apoyándose en el ejemplo Griego) se necesita, en ultimo lugar, un organismo europeo de otorgamiento de préstamos de último recurso, al ejemplo del IMF. Para aquellos que quieren hacer más profundo el tema les invito a que lean el artículo “en una columna de the economist.

Sin embargo, es interesante notar que estos dos economistas proponen estructuras supranacionales con un consejo administrativo representativo de los países de la zona euro.

Sin embargo, la creación de uno FME no está en el orden del dia y esto oculta la solución que están desarrollando. Setrata de un Comité Europeo del Riesgo Sistémico, el CERS (informe de Sylvie GOULARD) cuya pieza principal será el Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC) que consta de los 27 bancos centrales nacionales de la unión europea y que tendrá como atribución el control y la vigilancia de cada país europeo.

Por supuesto, el CERS será completamente dependiente del BCE. Estaí es la “Historia pequeña” del CERS que empezara en el curso 2010″ :
“La creación de la vigilancia macro prudencial al nivel de la EU y el establecimiento del CERS están prevista en un proyecto de ley regulado sobre el artículo 95 del tratado de la CE, eso requiere la decisión conjunta del Concejo y del Parlamento Europeo. El reglamento está completado por un proyecto de decisión del Concejo que confiere a la BCE la tarea de asumir la secretaría del CERS. Antes de hacer las proposiciones legislativas, la Comisión consultó exhaustivamente a todas las partes implicadas, a la vez después de la publicación del informe del grupo de Larosière y después de la Comunicación de mayo 2009, eso describió la nueva arquitectura de la vigilancia en el sus líneas generales. El Consejo europeo de junio apoyó las proposiciones contenidas en la Comunicación y dio la bienvenida a la intención de la Comisión de asumir los textos legislativos en el principio de el otoño para una aprobación rápida. El objetivo es que el nuevo marco funcione durante 2010. El Consejo Europeo anunció que examinará el tema en octubre. ”

He aquí algunas precisiones sobre el funcionamiento del CERS que os va a ayudar a entender:
– La mayoría de las decisiones no serán hechas públicas porque” las cuestiones potencialmente abordadas en las advertencias y las recomendaciones serán sumamente sensibles y debemos estar atentos a los efectos perjudiciales que podría acarrear la publicación como, por ejemplo, que el peligro se materializa debido a una precipitación o reacción exagerada de los mercados financieros. ”
– El CERS cooperará con el nuevo FSB, el comité de estabilidad US que será también un organismo del control del riesgo sistémico dependiendo de la Reserva Federal estadounidense.
– Las autoridades nacionales no tendrán el derecho de votar porque serán responsables solo de la vigilancia microprudencial.(1)

Además, el
lunes 15 de febrero, la BCE creó la dirección general de la estabilidad financiera asignada de identificar y valorar los “Riesgos sistémicos dentro de la zona euro y sel sistema financiero de la UE”.

Un nuevo organismo verá el día muy pronto, el sistema europeo de de vigilancia financiera (SESF), cargado de la vigilancia de los bancos, los mercados financieros, los seguros y las pensiones profesionales.

La crisis griega genera esperanza y preocupación. La esperanza de quienes sueñan ver estallar Europa, y la inquietud de quienes no se lo pueden ni imaginar. Sin embargo, no hay que perder de vista que Europa es un vinculo esencial del nuevo orden mundial que ha requerido tanta energía que es “Inimaginable” que desaparezca. Además, algunas soluciones ya están listas, elaborado desde hace mucho tiempo. Como siempre las reformas serán del orden tecnocrático montando estructuras que se libren del control de las naciones y por lo tanto de los ciudadanos.

El euro, una moneda frágil

Rodear bien el problema requiere una vuelta atras. Antes todo, es necesario recordar que el tratado de Maastricht dividió Europa en 2: por un lado la unión europea, por el otro, la zonas euro. Sin embargo, la zona euro es sumamente frágil porque los países que la componen tienen economías diferentes. Por ejemplo, Alemania no está para nada al mismo nivel que Grecia, y sin embargo, estos 2 países tienen una moneda común. ¡No es viable! Efectivamente, éramos algunos para explicar que el euro en el estado actual de las cosas, no podía sobrevivir a una crisis muy importante.

El economista Jean – Claude Werrebrouck el 3 de febrero de 2009, había dado una síntesis excelente de la situación:
“La solución sería, en Europa, darle la vuelta a la muy peligrosa divergencia creciente de las tasas de interés sobre la deuda soberana mutualizando los riesgos. Este rodeo supone la creación de un organismo común de emisión que hacer desaparecer los ” spreads “. Pero supone algunas estrategias de cooperación entre estados acarreando reglas apremiantes para los estados en peligro de quiebra. “

Efectivamente, las brechas de los tipos de intereses sobre la deuda (los spreads) debido a las divergencias económicas son inconcebibles dentro de una moneda común. Se puede comparar con un bote en el cual ningún remero va a la misma velocidad y además sin timón.

Para evitar este problema y salvar el euro, es necesario poner una estructura entre estados “En su lugar”, una caja europea.

Ya había también levantado este problema en febrero de 2009, y sobre todo planteé este debate no era nuevo en mi artículo:

Crisis sistémica: las soluciones (n 1: el euro), que es hoy muy actual, y en el que escribí :
“De vera, esta idea no es nueva (caja europea) y uno puede volver arriba a Erik Robert Lindahl que ya habló de una caja (o tesoros europeos) en 1930 y, en 1989, Carlo Ciampi (banquero y 10º presidente de la república italiana) había hecho una proposición que quería dar el monopolio de la emisión del euro a la BCE (proposición de Ciampi),

El informe de Lamfalussy (2004) había sido más preciso y había demostrado la necesidad de un regulador único. Un artículo reciente de Bruegel ((think tank) reuniónes de cerebros que trabajan en el desarrollo económico de Europa)) habla de la creación de un regulador financiero único en Europa.

Sin embargo, la emergencia de la situación nos obliga a que creemos una “Estructura para deshacer” permitiendo la recompra de los créditos dudosos lo cual es actualmente imposible porque no poseemos unos tesoros europeos (caja europea). Esto está confirmado por Anton Brender, economista principal del banco Dexia: “Se necesita alguien que compre las deudas, No existe caja común. Ahí esta toda la ambigüedad de la unión monetaria europea. Esta dotada con una misma moneda, pero el banco central europeo no tiene autoridad en tema prudencial frente a los bancos “. (El Figaro.fr del 24.09.08).

Ültimamente, el economista Michel Aglietta demostró que el sistema del euro era frágil porque no podía colocarse como prestador central (al contrario del Consejo de Administración de la Reserva Federal) como último recurso por que el BCE no emite euros y posee pocas reservas propias. ”

Sin embargo, hoy las cosas se ponen más claras, y este el detalle de cómo esta caja europea, cuyo CERS será el escenario principal, será creado.

El CERS, hacia unos tesoros europeos

El centro para European Policy Studies (CEPS), es una reflexión europea cuyo director es Daniel Gros, un economista alemán. Es además él, con Thomas Mayer el economista principal del Deutsche Bank el que lanzó la idea de un fondo monetario europeo, unos tesoros europeos, el 8 de febrero de 2010.

En general, explican que frente a la explosión de la deuda pública (apoyándose en el ejemplo Griego) se necesita, en ultimo lugar, un organismo europeo de otorgamiento de préstamos de último recurso, al ejemplo del IMF. Para aquellos que quieren hacer más profundo el tema les invito a que lean el artículo “en una columna de the economist.

Sin embargo, es interesante notar que estos dos economistas proponen estructuras supranacionales con un consejo administrativo representativo de los países de la zona euro.

Sin embargo, la creación de uno FME no está en el orden del dia y esto oculta la solución que están desarrollando. Setrata de un Comité Europeo del Riesgo Sistémico, el CERS (informe de Sylvie GOULARD) cuya pieza principal será el Sistema Europeo de Bancos Centrales (SEBC) que consta de los 27 bancos centrales nacionales de la unión europea y que tendrá como atribución el control y la vigilancia de cada país europeo.

Por supuesto, el CERS será completamente dependiente del BCE. Estaí es la “Historia pequeña” del CERS que empezara en el curso 2010″ :
“La creación de la vigilancia macro prudencial al nivel de la EU y el establecimiento del CERS están prevista en un proyecto de ley regulado sobre el artículo 95 del tratado de la CE, eso requiere la decisión conjunta del Concejo y del Parlamento Europeo. El reglamento está completado por un proyecto de decisión del Concejo que confiere a la BCE la tarea de asumir la secretaría del CERS. Antes de hacer las proposiciones legislativas, la Comisión consultó exhaustivamente a todas las partes implicadas, a la vez después de la publicación del informe del grupo de Larosière y después de la Comunicación de mayo 2009, eso describió la nueva arquitectura de la vigilancia en el sus líneas generales. El Consejo europeo de junio apoyó las proposiciones contenidas en la Comunicación y dio la bienvenida a la intención de la Comisión de asumir los textos legislativos en el principio de el otoño para una aprobación rápida. El objetivo es que el nuevo marco funcione durante 2010. El Consejo Europeo anunció que examinará el tema en octubre. ”

He aquí algunas precisiones sobre el funcionamiento del CERS que os va a ayudar a entender:
– La mayoría de las decisiones no serán hechas públicas porque” las cuestiones potencialmente abordadas en las advertencias y las recomendaciones serán sumamente sensibles y debemos estar atentos a los efectos perjudiciales que podría acarrear la publicación como, por ejemplo, que el peligro se materializa debido a una precipitación o reacción exagerada de los mercados
financieros. ”
– El CERS cooperará con el nuevo FSB, el comité de estabilidad US que será también un organismo del control del riesgo sistémico dependiendo de la Reserva Federal estadounidense.
– Las autoridades nacionales no tendrán el derecho de votar porque serán responsables solo de la vigilancia microprudencial.(1)

Además, el lunes 15 de febrero, la BCE creó la dirección general de la estabilidad financiera asignada de identificar y valorar los “Riesgos sistémicos dentro de la zona euro y sel sistema financiero de la UE”.

Un nuevo organismo el día muy pronto, el sistema europeo de de vigilancia financiera (SESF), cargado de la vigilancia de los bancos, los mercados financieros, los seguros y las pensiones profesionales.

José Manuel Barroso, Presidente de Comisión Europea nos da el sentido de todo esto :
“Los mercados financieros no son sólo nacionales, pero europeo y mundiales. Su supervisión debe también serlo. El nuevo sistema que proponemos hoy, fuerte del soporte político de los estados miembros seguido del informe de Larosière, está destinado a proteger a los contribuyentes europeos de una repetición de los dias oscuros del otoño 2008, donde los gobiernos han sido obligado a desembolsar miles de millones de euros a los bancos. Este sistema europeo también motivará un sistema mundial. Es el lo que mantendremos en el G20 en Pittsburgh.” (2)

Notas
(1) origen: ¿http://europa.eu/rapid/pressReleasesAction.do?= de referencia / de nota 09/405
(2) origen: ¿http://europa.eu/rapid/pressReleasesAction.do?= de referencia / de IP 09/1347

Enlace con el texto original en francés : http://www.mondialisation.ca/index.php?context=va&aid=18667

Ttraducido al español por Ppepe Diaz.

Gilles Bonafi es catedrático y analista económico.

Gilles Bonafi es catedrático y analista económico.
raducido al español por pepe diaz

Gilles Bonafi est un collaborateur régulier de Mondialisation.ca. Articles de Gilles Bonafi publiés par Mondialisation.ca

También publicado en Capitalismo y crisis financiera | autor: | Dejar un comentario

La nueva fase de la crisis mundial: la amenaza de bancarrota de Estados

La nueva fase de la crisis mundial: la amenaza de bancarrota de Estados 1. ‘Recuperación’ de la economía ficticia no así de la economía real La crisis inmobiliaria de 2008 fue el resultado de años de acumulación de capital ficticio. Comenzó en los EE. UU. por la concesión de préstamos a hogares endeudados para devenir… ( Leia mais » )

También publicado en - Artículos del Equipo, Crisis global y crisis de la civilización, Sobre la actual etapa capitalista | Autores: , , , , , | Dejar un comentario

¡Buenos días, crisis!

Rebelion
Grecia es hoy un condensado de lo que nos espera en Europa. La ofensiva especulativa de los mercados financieros, preparada en petit comité bajo la égida de Georges Soros (por otra parte gran “filántropo” y “crítico” del poder financiero) demuestra, por si fuera necesario, que todo lo que se nos ha contado sobre la necesaria “regulación” de los mercados financieros eran cuentos.

Fundamentalmente, los gobiernos están al servicio del por financiero o, por ser moderado, han optado por no ir en contra de sus intereses. Ello no excluye contradicciones en el seno de esta gente: los financieros intentan ganar la mayor cantidad de dinero posible, los gobiernos deben sin embargo gestionar los asuntos de todos los días. Frente a la crisis, estos últimos no han dudado en dedicar todo el dinero necesario para salvar los bancos y las finanzas, pero guardándose bien de poner la menor condición. En toda Europa, los bancos se reflotan prestando a una tasa de interés muy superior a su tasa de refinanciación. Bajo esta forma, las subvenciones a los bancos son un grifo abierto.

La crisis no ha cambiado nada de esta sumisión. Los gobiernos no han contemplado seriamente, ni por un momento, sancionar la especulación o fijar un marco a los instrumentos puramente especulativos, como los famosos Credit Default Swaps. Habrían podido imponer a los bancos tener una fracción de sus activos en títulos de la deuda pública y mutualizar la gestión de la deuda a nivel europeo. Pero no soñemos: su única preocupación es devolver confianza a los “mercados” imponiendo a Grecia un plan de ajuste de una increíble brutalidad. El único debate versa sobre el medio de lograrlo, y el proyecto de un Fondo Monetario Europeo no tiene sentido más que si permite controlar mejor la realidad de este ajuste.

El aumento de los déficits públicos es un fenómeno general en Europa y, si Grecia ha aparecido como el eslabón débil, muchos otros países están en una situación igualmente frágil. Los economistas de la OFCE acaban de realizar un ejercicio de prospectiva que muestra que la deuda está aquí para quedarse. El plan de ajuste presentado por Francia se basa en una hipótesis de vuelta a un crecimiento del 2,5% desde 2011 en la que nadie cree: ni Bercy, ni la Comisión Europea.

Esta deuda no es sostenible, ni siquiera desde un punto de vista de izquierdas: implica en efecto que, durante un período indeterminado, una parte importante del presupuesto sería captado por una capa de rentistas que se dedican más a prestar al Estado que a pagar impuestos. Además, esta carga de la deuda podría empezar a hincharse a partir del momento en que la tasa de interés real vendría a aumentar. En fín, la vulgata liberal explicará que esta deuda pública “elimina” el endeudamiento privado y por tanto frena la inversión, y por tanto el crecimiento, etc.

Es la razón por la que el ejemplo griego debe ser meditado: representa una forma de ensayo general de las políticas de superausteridad que van a tender a generalizarse. Al mismo tiempo, evidentemente, los patronos van a querer restablecer sus ganancias mermadas por la crisis para mejor enfrentarse a la competencia. Esta doble austeridad, salarial y presupuestaria, conduce directamente a una nueva recesión. Pero cada país intentará salir del apuro por su cuenta, al precio de una competencia exacerbada. En esta Europa que ha optado por la competencia como emblema, no hay que esperar una búsqueda de soluciones cooperativas.

En esta coyuntura, el asunto está en el timing, y es ya el gran problema de Sarkozy. La burguesía no tiene objeción de principios a su charlatanería (el paro va a bajar pronto, la producción industrial va a aumentar un 25% de aquí a 2015, etc.) pero tiene que esperar a 2012 antes de emprender el giro hacia la austeridad y este plazo está un poco alejado. Mientras tanto, deja que los déficits aumenten. Quizá Dominique Strauss-Kahn haría mejor el trabajo, con el mismo entusiasmo austero que Merkel o sus camaradas socialistas Zapatero y Papandreu.

Hay otra lección que sacar de Grecia: la “regulación” del sistema no pasará espontáneamente del estadio de la simulación. Solo una movilización social que venga a dar un empujón al business as usual puede cambiar, aunque sea un poco, las reglas del juego. Y esta movilización debe estar a la altura de la violencia ejercida por los dominantes: es la única “ética” a la que son verdaderamente sensibles.

Fuente: http://www.vientosur.info/articulosweb/noticia/?x=2819

También publicado en Capitalismo y crisis financiera | autor: | Dejar un comentario

Report sobre la Crisis en la Euorozona

Lea el resumen ejecutivo en:
http://researchonmoneyandfinance.org/media/reports/eurocrisis/e_summary_spn.pdf

Texto completo en:ttp://researchonmoneyandfinance.org/media/reports/eurocrisis/fullreport.pdf

O site do Research on Money and Finance: ttp://www.researchonmoneyandfinance.org/

También publicado en Capitalismo y crisis financiera | Autores: , | Dejar un comentario

Lo que de verdad hay detrás de la crisis económica en Grecia, y qué enseña políticamente sobre la actual Unión Europea

Rebelion
Grecia se está convirtiendo en un experimento para la nueva fase de la corrección de curso que el neoliberalismo se propone realizar aprovechando la estela de la crisis económica y financiera.

Paul Bremer, el primer virrey norteamericano, impuso a un estragado Irak políticas económicas que el Economist calificó como un régimen “de capitalismo de ensueño”. Difícilmente se halla una locución mejor para describir las medidas del plan de “estabilidad” sometidas por Grecia a la aprobación de la Comisión Europea, y aprobadas ayer. El plan contempla una reducción del déficit presupuestario griego, que pasaría del actual 12,7% del PIB al 2,8% en 2012, prometiendo, además, inmediatamente, un recorte del 10% en el presupuesto ministerial, una congelación de las contrataciones de funcionarios públicos, la abolición de distintos impuestos directos y un incremento de la fiscalidad indirecta. Y por si eso no bastara, el primer ministro socialista George Papandreu anunció ayer, en un dramático discurso televisado a la nación, ulteriores medidas de austeridad sin precedentes, entre ellas, el aumento inmediato de los impuestos a los carburantes, el aumento de la edad de jubilación y recortes en la remuneración de los empleados públicos que significarán una disminución del 10% del salario para la mayoría de funcionarios del Estado, y del 40% en el caso de los académicos. Como en Gran Bretaña, las universidades reciben el primer golpe; la tan cacareada “economía del conocimiento” no es óbice para considerarlas un lujo de todo punto secundario.

Y todo eso va a ponerse por obra en el país más pobre de la vieja Europa, que cuenta con un desempleo juvenil del 25%, con un crecimiento estancado y con sus tradicionales sectores de la industria naviera, el turismo y la construcción sometidos a una indecible presión. Esas medidas cerrarán el círculo vicioso de creciente desempleo, menguantes ingresos fiscales y políticas económicas sometidas al capricho de la especulación en los mercados financieros. Empujarán a un país que se halla ya en profunda recesión al abismo de una depresión duradera y sin salida.
“Grecia se halla en el ojo del huracán de una tormenta especulativa”, lamentó Papandreu en su comparecencia televisiva. Se estaba refiriendo a la degradación de la calificación del crédito griego por parte de tres empresas privadas de valoración de riesgos –ninguna de las cuales está sometida a control o supervisión algunos— y a la consiguiente especulación en los mercados en torno a la deuda pública griega destinada a financiar el déficit, especulación que elevó los tipos del empréstito soberano griego un 4% por encima de la línea de base. Se trata de una repetición intensificada del ataque que lanzó Soros contra la moneda británica en 1992 (que llevó al Reino Unido a su humillante salida del Mecanismo Europeo de Cambio) y del ataque de los especuladores a la banca británica en 2008. Y es índice capital de una desdichada situación galanamente aceptada por la Unión Europea y los gobiernos: un puñado de megacapitalistas fondos de cobertura hedge, que ya se han cargado con esa práctica a grandes bancos, apuesta ahora a la bancarrota de un país en la esperanza de que la propia apuesta ayude a cumplir la profecía y les permita ganar posiciones de ventaja en la venta cortoplacista.

No cabe la menor duda de que tanto Papandreu como Karamanlis, las dinastías políticas dominantes en la Grecia de posguerra, se han servido del empleo en el sector público y del mecenazgo para beneficio político propio, contribuyendo a aumentar monstruosamente el volumen de la deuda. No cabe la menor duda de que una substanciosa evasión fiscal, la corrupción y el clientelismo han contribuido significativamente a las actuales cuitas. Pero el remedio es mucho peor que la enfermedad, y será costeado, como siempre, por las usuales víctimas: trabajadores asalariados, grupos de bajos ingresos, campesinos con cultivos de subsistencia y desempleados.

En un horizonte más amplio, Grecia se está convirtiendo en un experimento para la nueva fase de la corrección de curso que el neoliberalismo se propone realizar en la estela de la crisis económica y financiera. Las medidas fiscales e impositivas de “estabilidad” vienen a continuar un conjunto de dogmas económicos milagreros que, aun si quebrados en 2008, siguen dominando el mundo mental de los dirigentes políticos europeos. La magia negra de la privatización, la desregulación y la financiarización ha sido teóricamente rechazada por muchos fieles de la primera hora, pero todavía impera en los ambientes de unas cuantas escuelas de negocios de elite y en la Comisión Europea. Obama lanzó el año pasado un estímulo fiscal de 787 mil millones de dólares, que incluían recortes fiscales, expansión de la cobertura del desempleo e incremento del gasto en educación, sanidad, infraestructuras y sector energético; la europea Grecia se ve condenada a la inanición fiscal. La deuda pública de Japón representa el 225% de su PIB, y se financia mediante empréstito interno, dejando sólo el 6% en manos extranjeras; Grecia se ve condenada a tomar préstamo en mercados extranjeros, sirviendo unos intereses que sólo pueden calificarse como usureros. El comisario económico Joaquín Almunia fue cínicamente claro respecto del propósito del plan de “estabilidad” al decir que Grecia necesita “más reformas en las pensiones, en la sanidad y en el mercado de trabajo”. Es un desvergonzado intento de aprovechar un problema relativamente pequeño de deuda, a fin de alterar radicalmente los equilibrios de clase y la relación Estado/sociedad en un país conocido por su militancia sindical y la fortaleza de su izquierda radical.

La legitimidad de la Unión Europa se funda en principios de justicia social y de solidaridad. Joseph Stiglitz ha recordado a los europeos esas tradiciones en unas unas páginas recientes, llamando a una emisión de bonos en euros para salvar a Grecia y a otras economías endeudadas. Un paliativo inmediato así haría las veces de un trágico deus ex machina; lo que pasa es que el fantasma neoliberal ha expulsado a dios de la máquina.

Todavía hay un aspecto más preocupante en estos acontecimientos catastróficos. Papandreu resultó elegido hace cuatro meses sobre la base de un programa de redistribución y justicia social. Ahora acaba de aceptar un programa que es exactamente lo contrario. Y eso constituye un ataque radical a la política, y la mejor expresión del odio neoliberal a la democracia. El comisario Almunia aconsejó a los políticos y a la opinión pública de Grecia aceptar las medidas propuestas añadiendo una apenas disimulada amenaza reveladora de la asombrosa idolatrización de los mercados y la fingida naturaleza de la impotencia regulatoria. Pues lo cierto es que los mercados podrían especular con éxito contra los bonos griegos, llevando a cotas insostenibles el costo de los empréstitos, sólo porque la UE ha fijado un irrealista límite del 3% para el déficit presupuestario. El resultado es que la UE empuja a Grecia desde un extremo y el mercado, desde el otro. Es una tormenta perfecta, pero movida por mano humana. Los políticos y los eurócratas han aceptado el papel de jugadores de poca monta en una economía de casino que se declara por encima de los procesos políticos.

La violenta pauperización de las masas, la rampante privatización de los servicios públicos a través de la reducción radical del sector estatal, así como la creciente dependencia d
e los mercados exteriores en el servicio de la deuda, equivale a una pérdida de soberanía tal, que admite comparación con la de un Estado sometido a ocupación extranjera, y trae consigo una amplia reestructuración de los activos nacionales a favor del capital y una grave crisis de legitimación europea.

Los griegos son un pueblo orgulloso. Han sido masivamente sometidos al bombardeo de los medios de comunicación, del gobierno y de académicos adocenadamente sumisos, a fin de hacerles creer culpables de los fallos de un sistema al que nadie ha votado. En Gran Bretaña estamos ya muy acostumbrados a la retórica del TINA [“No-Hay-Alternativa”, por sus siglas en inglés; T.]; pero también sabemos que siempre hay una alternativa. La situación por la que atraviesan los griegos les coloca en primera línea de un ataque en toda regla a los principios europeos de democracia, justicia social y solidaridad, principios que, aunque nunca dejaron de ser un poco retóricos, hoy se hallan quebrados por doquiera. Idealmente, lo que el gobierno griego debería hacer es olvidarse de la falsa ortodoxia que convierte a Grecia en una nación tan poco soberana como Irak y llamar a un frente nacional de resistencia frente al bárbaro ataque. Una iniciativa así movilizaría el orgullo y el sentimiento de injusticia de la nación. Apartaría al nacionalismo griego de su patológica evolución reciente hacia el extremismo derechista y xenofóbico y lo acercaría más a la tradición helénica, que es la de la defensa de la democracia. Islandia convocó un referéndum para decidir sobre la devolución de su deuda; lo mismo debería hacer Grecia.

Pero no es probable, porque el partido gobernante está demasiado comprometido con el viejo clientelismo y el neoliberalismo. La falta de una reacción encabezada por el gobierno aumenta los desafíos para la izquierda griega, una de las más fuertes de Europa. La izquierda tiene la responsabilidad histórica de movilizar a la opinión pública griega contra este tsunami de idiocia e injusticia antidemocráticas. Los griegos han demostrado que saben cómo resistir, desde Antígona hasta la Atenas de diciembre de 2008. Los campesinos ya han bloqueado varias rutas en dirección norte y Bulgaria, obligando a Barroso a amenazar con acciones legales. Se han convocado para el próximo mes huelgas de funcionarios públicos y una huelga general.

La izquierda debe ser capaz, además, de movilizar a la opinión pública europea. Si el ataque a las comunidades mineras y a la NUM [Unión Nacional de Mineros, por sus siglas en inglés; T.] resultó en Gran Bretaña emblemático del primer neoliberalismo, el ataque a Grecia representa el comienzo de su segunda fase. Si Grecia cae, no ofrece duda que los mercados pasarán a atacar a España, Portugal, Italia y Gran Bretaña, y la Comisión Europea vestida con la toga de un coro trágico y lavándose las manos como Poncio Pilatos. Lo que está en juego es el futuro de la democracia y de la Europa social; los griegos deben luchar por todos nosotros.

Costas Douzinas es profesor de ciencias sociales en la Universidad de Birmingham en el Reino Unido.

Traducción para www.sinpermiso.info : Ramona Sedeño

También publicado en Capitalismo y crisis financiera | autor: | Dejar un comentario